Por qué tu salud es tu activo financiero más importante

Todo lo que haces en la vida depende de cómo te sientes. Si no te sientes bien o estás enfermo todo se detiene. Y esto no se limita solamente a la salud física sino también a la salud mental. Cuando estamos deprimidos las cosas se paralizan. Tu bienestar está conectado directamente con los logros que tengas en la vida. 

salud-como-activo

Imagina un escenario donde estás bajo una situación de mucho estrés durante mucho tiempo. Pero si tienes éxito puedes llevar tu carrera al siguiente nivel. El estrés pone mucha presión sobre tu salud y si tu sistema inmune está débil simplemente enfermarás y no podrás seguir con tus planes. Este es un ejemplo de cómo tu bienestar físico general afecta tu capacidad de tener éxito.

Cuando estás en forma y saludable por supuesto puedes hacer más durante el día. Las personas que se levantan temprano y se ejercitan han demostrado ser más exitosos en la vida. Están enfocadas en sus objetivos y tienen una motivación fuerte para seguir sus sueños a futuro.  

Entonces, como puedes ver, tu bienestar financiero se ve afectado directamente por tu salud. Por no mencionar tu calidad de vida en general. Cuando te sientes físicamente mal, incluso las mejores cosas de la vida parecen apagadas.

En realidad es bastante justo cuidar de la salud propia a un nivel básico. Recuerda esos importantes pilares y síguelos todos los días. La clave es ser consistente durante toda tu vida:

  • Come saludable – eres lo que comes. Entonces no trates tu cuerpo mal e intenta comer tantos vegetales y productos frescos como sea posible. La comida precocinada es fácil de obtener y requiere menos tiempo, pero a la larga será perjudicial para la salud. 
  • Duerme bien. Es sorprendente la cantidad de personas que no pueden seguir esta regla. Piensan que entre más cosas hagan en las 24 horas mayor será su éxito. Esto no es cierto. La falta de sueño perjudica gravemente la toma acertada de decisiones y la capacidad cognitiva en general. Dejar de dormir puede parecer el camino rápido hacia la productividad, pero a largo plazo resultará en malas decisiones y problemas de salud. 
  • Sé activo – por supuesto esta es obvia. Hoy en día cuando nuestro estilo de vida es tan sedentario el ejercicio es más importante que nunca. Hacer ejercicio te ayudará a mantener tu cuerpo en forma y tu salud mental equilibrada y también ayuda a prevenir muchas enfermedades crónicas. 

¿Y si aun así mi salud falla?

Incluso cuando sigues un estilo de vida muy saludable puede haber cosas que no puedes evitar. Podría haber un virus muy contagioso circulando – esto es especialmente peligroso cuando viajas a regiones exóticas. O quizás tengas un accidente. Un accidente puede tener un efecto muy serio en tu salud durante un buen tiempo. Tal vez no puedas trabajar normalmente durante meses. Es posible que tengas que contratar una persona para que te ayude en casa si vives solo o tienes problemas de movilidad durante un tiempo. 

Todos estos escenarios no son predecibles y pueden tener efectos duraderos en tu estabilidad financiera debido a la calidad de vida en general. 

¿Un seguro de salud puede protegerme?

Un seguro de salud es una de las formas más seguras de protegerse contra esos problemas. Si tienes un buen seguro de salud podrías estar protegido contra varias cosas. Una enfermedad crónica seria que no te permita trabajar puede estar cubierta. También los accidentes al viajar que requieran la cobertura de gastos médicos. Si tienes un accidente en tu país de origen, recibirás una cobertura por tus lesiones y también por el periodo que no puedas trabajar. Puedes personalizar el seguro de salud para que se ajuste exactamente a tus necesidades.

Un seguro de salud es algo que te dará tranquilidad. Pagando una pequeña cantidad cada mes sabrás que estás cubierto cuando pierdas tus ingresos por la enfermedad durante un tiempo. 

¿Qué pasa si no puedo pagarlo?

La mayoría de seguros de salud pueden personalizarse según tus necesidades. Pero si necesitas una mayor cobertura pero no puedes permitírtela en este momento, una opción para financiarla es sacar un préstamo personal.

Puedes pagar el préstamo personal en los términos que desees. Puedes elegir el periodo de pago y también la cantidad exacta que necesitas. Si sacas un préstamo personal puedes ajustar los plazos según tus otras obligaciones financieras. Al mismo tiempo puedes estar tranquilo porque tendrás un seguro de salud que cubra tus ingresos en caso de que algo suceda. 

Credy es una empresa intermediaria de préstamos que trabaja con los mejores socios en el mercado. Nosotros no ofrecemos el préstamo, pero te pondremos en contacto con el prestamista adecuado.

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

 ¡Consigue tu dinero ya! 

Solicitar un préstamo con Credy es fácil y solamente toma unos minutos. No hay que llenar formularios extensos. Simplemente proporciona tu nombre, número de identificación personal, correo electrónico y número de teléfono. Después, recibirás una oferta del prestamista. Cuando hayas confirmado la oferta, el dinero será transferido a tu cuenta.

¿Estás listo para obtener tu dinero en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!