¿Por qué deberías ahorrar?

Es posible que pienses que las situaciones inesperadas son tan poco probables que realmente no tiene sentido ahorrar para ellas. ¿Por qué renunciar a tu estilo de vida hedonista donde puedes divertirte y comprar lo que se te antoje? ¿Deberías renunciar a tus gustos por la improbable amenaza de que en algún momento el dinero podría faltar?

Ahorrar-en-gastos

Bueno, los últimos meses nos han demostrado a todos que las situaciones inesperadas suceden. Muchas personas han perdido gran parte de sus ingresos, otras incluso quedaron desempleadas y muchas empresas se han ido a la quiebra. Si tienes ahorros podrás darte un respiro mientras todo pasa. Pero si no, es probable que te encuentres con una situación verdaderamente incomoda. 

La cuestión es que nunca es demasiado tarde para comenzar a ahorrar. Tener un presupuesto mes a mes, y mantenerlo durante años incrementará tus ahorros, incluso si al comienzo las cifras parecen ridículamente pequeñas y no puedes ahorrar tanto como quisieras. Siempre algo es mejor que nada.

Así que echemos un vistazo a algunos consejos y tips sobre cómo ahorrar mejor, ahorrar más y hacerlo sin perder el estilo de vida al que estás acostumbrado.

La regla del 50/30/20

Este es probablemente el consejo más antiguo para aquellos que desean realizar un presupuesto. La premisa es muy simple. De tus ingresos mensuales gasta el 50% en tus necesidades, el 30% en gastos personales y ahorra el 20% restante. 

Veamos de qué se trata. Por tus necesidades, nos referimos a todo lo que necesitas para tu supervivencia básica. Estos serían los recibos de servicios públicos, y también el dinero que dispones para hacer la compra de víveres. Si necesitas un automóvil para ir a trabajar y no puedes moverte en transporte público, entonces el automóvil es una necesidad básica también. Los gastos personales son todos los gastos "extra". Comer fuera, ir al cine o al teatro, comprar ropa por antojo y cosas que no necesitas esencialmente. Viajar también es una necesidad básica y no un gasto personal. Y, debes ahorrar el 20% restante. Recuerda: ¡no hay ninguna excusa válida para usarlo! 

Piénsalo de esta forma. Hay una razón por la cual estos tips de presupuesto son tan populares, es porque funcionan y se pueden adaptar a cualquier nivel de ingresos.

Uno de los tips más importantes para crear un presupuesto.

¿Alguna vez has pensado por qué a la mayoría de las personas no le preocupa presupuestar u ahorrar? Es debido a que les falta la motivación. Es difícil mantener la disciplina cuando no hay una buena razón para hacerlo.

Así que, para comenzar fija una meta. Puede ser cualquier cosa: un gran viaje, la cuota inicial de una nueva casa o simplemente adquirir tranquilidad económica para tiempos difíciles. Luego debes calcular cuánto necesitas para alcanzar esa meta, ese será tu presupuesto. A partir de ahí comenzaras a dar pequeños pasos de ahorro hasta alcanzar tu meta.

Si tienes el deseo de alcanzar una meta, incluso si es hipotética por el momento, será mucho más fácil para ti encontrar la motivación. Ya que, no estarías renunciando a gastar tu dinero en lo que te gusta, sino que lo reservas para algo más grande y mejor en el futuro.

Más consejos prácticos sobre ahorro

Esto puede no sonarte obvio, pero una de las situaciones que se interpone en el camino de tener un hábito de ahorro saludable es compararte con los demás. Puede que las personas que conozcas ahorren más que tú y sin embargo gasten más, también puede que ya tengan una cantidad considerable en su cuenta de ahorros. No dejes que esto te deprima. ¡Ve a tu propio ritmo e, incluso si los pasos que das son pequeños, sigue adelante! Todavía vale la pena hacerlo y, gradualmente, tu seguridad financiera también será mayor.

Otro consejo es usar dinero en efectivo, especialmente mediante el sistema de sobres. Si de antemano destinas una cantidad dinero para hacer tus compras en el supermercado, es más probable que lo mantengas. Incluso puedes llevarte tan solo el dinero que definiste para compras y dejar en casa las tarjetas bancarias. Crea un presupuesto de gastos para cada salida y lleva tu dinero en efectivo. 

Un tip que te sacará de muchos apuros consiste en tener un respaldo en tu presupuesto. Y con esto nos referimos al dinero que te sobra cada mes después de tus gastos y ahorros. De esta manera, si tienes gastos inesperados que te obliguen a gastar de más, no te deprimirás pensando en lo difícil que es ahorrar, ya que puedes usar el dinero en tu cuenta de respaldo. Algunos meses son más costosos que otros (Las festividades navideñas son en definitiva un periodo de tiempo como este) y este respaldo te ayudará a superarlos. A fin de mes, si no necesitaste usar tu dinero de respaldo, puedes guardarlo junto con tus ahorros. 

Sin embargo, puede haber situaciones en las que, a pesar de tus mejores esfuerzos, necesitarás un fondo de emergencia, incluso si no has acumulado lo suficiente para ello. En dichas ocasiones, los préstamos en línea son una buena opción, ya que te evitan la molestia de lidiar con un banco y tomar un préstamo por un largo período de tiempo. Los préstamos en línea son hechos a medida y se pagan rápidamente. 

Credy es una empresa intermediaria de préstamos que trabaja con los mejores socios en el mercado. Nosotros mismos no ofrecemos los préstamos, pero te pondremos en contacto con el prestamista más adecuado.

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

 ¡Consigue tu dinero ya! 

Solicitar un préstamo con Credy es fácil y toma unos cuantos minutos. No hay que llenar formularios largos. Simplemente proporciona tu nombre, número de identificación, correo electrónico y número telefónico. Después, recibirás una oferta del prestamista. Cuando hayas confirmado la oferta, el dinero será transferido a tu cuenta.

¿Estás listo para obtener tu dinero en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!