Manejar un pequeño negocio – ¿adecuado para todo el mundo?

Atrás quedaron los días en los que el emprendimiento era algo alcanzable solo para unos pocos. Establecer tu propia empresa hoy es más fácil que antes. Casi cualquier persona puede comenzar su propio pequeño negocio online - ya sea una estrategia de redes sociales, redacción creativa, diseño o algo más entre los negocios más rentables - hay muchas opciones. Incluso si quieres abrir una tienda o negocio físico no es difícil - la burocracia es mucho más sencilla de lo que era décadas atrás. 

Sin embargo, hay que tener cosas en mente antes de establecer tu propio negocio. No es algo adecuado para todo el mundo y algunas personas quizás se sientan mejor con un empleo remunerado. Demos un vistazo a las ventajas y desventajas de tener un pequeño negocio. 

Ventajas de tener un pequeño negocio

La razón principal por la que todos quieren tener su propio negocio, siendo además la razón más popular, por supuesto es la independencia. La libertad de decidir cuándo trabajar, cuándo descansar, qué trabajo hacer, cuáles actividades delegar y quienes serán tus socios - todos esos factores son muy importantes para muchas personas.

Otra ventaja es que puede haber una ganancia económica significativa. Los emprendedores no tienen límites en sus ingresos. Si su negocio es exitoso pueden ganar mucho y si quieren pueden retirarse jóvenes y solo disfrutar de la vida - algo con lo que solo puede soñar un empleado. Los negocios más rentables hoy en día están en el sector tecnológico, pero eso no significa que no deban considerarse otros sectores. 

El patrimonio es otra buena razón. La riqueza acumulada puede pasarse a la siguiente generación o el negocio puede venderse para refinanciar el siguiente proyecto empresarial. 

Muchos propietarios de negocios también mencionan el prestigio como una de las razones para tener su propio negocio. Manejar tu propio negocio y estar a cargo te da cierto estatus social, especialmente si tienes éxito. 

Todo esto es muy atractivo, pero ahora demos un vistazo a algunos de los aspectos negativos de tener un negocio.

Desventajas de tener un pequeño negocio

El gasto de tiempo es una de las principales desventajas al tener un pequeño negocio. Las horas laborales invertidas por los directores de los negocios más rentables con frecuencia son impresionantes. Especialmente al comienzo, el negocio puede gastar todo tu tiempo e incluso más. Hacer esto si se tiene familia puede ser muy estresante. Cuando puedes permitirte contratar empleados las cosas son más sencillas, pero al comienzo el propietario tiene que hacer casi todas las cosas por cuenta propia.

El riesgo es otra gran desventaja y en realidad es la razón principal por la que las personas tienen miedo de comenzar su propio negocio. A menudo se necesitan inversiones muy grandes al principio y muchas personas no se sienten bien con eso. Podrían perder su dinero fácilmente y ese dinero podrían ser los ahorros de muchos años. Es entendible, la pequeña oportunidad de éxito en el futuro imprevisible no es suficiente para motivar la toma de ese riesgo.

También hay mucha incertidumbre sobre si las cosas irán bien al comienzo. Podrían surgir nuevos competidores, el mercado puede cambiar, la economía puede derrumbarse - hay muchas formas en las que un negocio exitoso puede destruirse casi de la noche a la mañana. Un emprendedor siempre trabaja con esos problemas incluso cuando las cosas van bien. Hay que tener en cuenta esos cambios posibles y estar preparado para que suceda lo peor. 

Conclusión sobre los diferentes aspectos de tener un pequeño negocio

Hay muchas ventajas interesantes de tener un pequeño negocio. La libertad, la riqueza potencial y el orgullo de haber creado algo, todos son factores importantes. Pero por otro lado, también hay muchos riesgos. Muchas personas no solamente toman riesgos personales, sino que usan sus ahorros familiares o fondos fiduciarios para comenzar su propio negocio. Esto significa que cuando fallan afectan a más personas. Además, hay empleados por los que hay que ser responsables.

Esto significa que los resultados no son cosa fácil - llegan con el precio del riesgo y con mucho trabajo duro.

Si quieres aliviar algunos de los riesgos, una de las opciones es buscar préstamos para el capital inicial de tu pequeño negocio. Los préstamos pueden ser una buena forma de dispersar los riesgos. Asimismo, puedes pagar los préstamos cuando tu negocio esté mejorando - con el capital que tienes para tenerlo por anticipado sin tener ninguna de las ganancias de la empresa.

No tengas miedo de fracasar por sacar préstamos justo al principio. Fortalecer tu pequeño negocio no es tan fácil como muchas personas afirman y el capital es una de las cosas más importantes al principio - cuando tengas suficientes cosas no te estancarás y podrás hacer un comienzo rápido. Pero siempre asegúrate de que el prestamista sea confiable.

Credy es una compañía intermediaria de préstamos que trabaja con los mejores socios en el mercado. Nosotros no ofrecemos el préstamo, pero te pondremos en contacto con el prestamista adecuado.

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

 ¡Consigue tu dinero ya! 

Solicitar un préstamo con Credy es fácil y toma solamente unos minutos. No hay que llenar formularios largos. Simplemente proporciona tu nombre, número de identificación, correo electrónico y teléfono. Después, recibirás una oferta del prestamista en poco tiempo. Cuando hayas confirmado la oferta, el dinero será transferido a tu cuenta.

¿Estás listo para obtener tu dinero en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!